Comité de Crisis actualiza criterios para retorno de actividades presenciales esenciales o críticas en la UdeC

A raíz del surgimiento del pase de movilidad, emitido por las autoridades sanitarias, el Comité de Crisis de la Universidad de Concepción analizó lo que ello implica para el personal de la institución que se desempeña presencialmente, en tareas esenciales o críticas.

El pase de movilidad es un certificado dinámico entregado por el Ministerio de Salud que acredita que la persona que lo porta ha completado su esquema de vacunación contra el Covid-19, habiendo pasado 14 días desde la última dosis.

Este pase, que comenzó a regir el 26 de mayo, informa que la persona no se encuentra con indicación de aislamiento obligatorio por la autoridad sanitaria (por contacto estrecho, caso probable o confirmado), permitiendo desplazarse en comunas que están en cuarentena o transición, sin necesidad de un permiso adicional, y realizar viajes interregionales entre comunas que estén al menos en Paso 2.

Al respecto, el Comité de Crisis de la Universidad precisa que para autorizar el desarrollo de las actividades presenciales en los campus se mantiene como criterio base el carácter esencial o crítico de las tareas. El pase no habilita al personal para reincorporarse a sus actividades presenciales y, en caso de cuarentenas o viajes interregionales, se deberá continuar otorgando el Permiso Único Colectivo para actividades laborales de carácter esenciales.

Opinión técnica

En tanto, el Comité Técnico del Comité de Crisis también analizó el retorno gradual al trabajo presencial en la UdeC, considerando los niveles de vacunación y estado de la pandemia, referido como el nivel de incidencia y severidad de la enfermedad a nivel local, así como también la situación de ocupación de camas críticas, en el Gran Concepción, Chillán y Los Ángeles.

“Este tema lo hemos conversado, además, en la Sociedad Chilena de Epidemiología y coincidimos en que, para las personas mayores de 65 años, vacunadas o no, con enfermedades crónicas o no, no es el momento hoy de que retomen el trabajo presencial. Sin embargo, las personas menores de 65 años, que tengan sus dos dosis de vacunas y enfermedades crónicas controladas, manteniendo todas las medidas de prevención y autocuidado, hoy, pueden hacer un retorno seguro a su ambiente laboral”, señaló Ana María Moraga, epidemióloga, Jefa de Carrera de la Carrera de Medicina de la Universidad e integrante del Comité Técnico.

Autorización para personas del grupo de riesgo

Tras la promulgación de la Ley 21.342, que establece la edad de riesgo en 60 años, se ajustará la Declaración de Salud que deben realizar los estudiantes, trabajadores y trabajadoras de la UdeC que se desempeñan en tareas presenciales y se indicarán los procedimientos pertinentes en esta materia, precisó la Coordinadora General del Comité de Crisis, Evelyn Vásquez.

Además, considerando los resultados del proceso de vacunación, junto a las recomendaciones del Comité Técnico, se autorizará la realización de actividades presenciales esenciales y críticas de algunas personas pertenecientes al grupo de riesgo de acuerdo con los siguientes criterios:

  • Los trabajadores/as menores de 60 años deben cumplir los siguientes requisitos básicos para su reintegro: proceso de vacunación por Covid completo, con vacunación contra la influenza, y certificado médico u otros documentos que acrediten que la enfermedad crónica está controlada.
  • En tanto, el personal entre 60 y 65 años, sin comorbilidades, debe contar con las respectivas vacunaciones, mientras que aquellos que tengan comorbilidades deben cumplir los requisitos básicos y solo podrán realizar trabajo de bajo contacto social.
  • Respecto de los trabajadores y trabajadoras mayores de 65 años, solo se autorizará el retorno presencial de aquellos sin comorbilidades, que estén de acuerdo en reincorporarse y hayan cumplido los requisitos básicos. Solo podrán realizar trabajo de bajo contacto social.
  • Finalmente, el Comité de Crisis no puede autorizar el retorno de personal mayor de 65 años con comorbilidades.

Adicionalmente, en todos los casos, el Comité de Crisis recomienda que la mascarilla que se utilice en las dependencias universitarias sea el respirador KN95.

Al respecto, el Líder del Comité de Crisis UdeC, Alejandro Tudela, precisó que estas definiciones se han adoptado considerando que, por un lado, la pandemia no se ha superado, teniendo que mantener las medidas de prevención, pero, a la vez, debiendo conciliar el cuidado del personal con la mantención de la operatividad de la institución.

En todo caso, recalcó, “el retorno de las personas se hará en el marco de las medidas adecuadas de profilaxis, distanciamiento y ventilación de las dependencias universitarias”.

Tags